Se ha producido un error en este gadget.

martes, 11 de noviembre de 2008

Zanjan conflicto católicos y evangélicos de comunidad de San Juan Chamula

■ El planteamiento de los protestantes, acorde con “una nueva realidad social”, dice el alcalde
Elio Henríquez (Corresponsal)
San Cristóbal de Las Casas, Chis, 8 de noviembre. Católicos tradicionalistas y evangélicos de Chicumtantic, municipio de San Juan Chamula, decidieron que los cargos religiosos y las cuotas para fiestas del pueblo ya no serán obligatorios para los miembros de ninguno de ambos grupos.
El pastor Domingo Ruiz Santis manifestó que el convenio logrado, mediante el sistema de usos y costumbres, garantiza la libertad religiosa de los protestantes, que accedieron a donar voluntariamente 25 pesos en cada una de las tres fiestas anuales de la localidad.
A este acuerdo se llegó el jueves pasado en asamblea, que contó con la asistencia del alcalde de San Juan Chamula, Domingo López González; funcionarios de la Subsecretaría de Asuntos Religiosos del estado, y de la delegación de Gobierno, entre otros.
“Hasta la fecha, en ninguna otra comunidad del municipio se ha tomado un acuerdo similar, en que los católicos decidan libremente aceptar o no los cargos religiosos”, expresó el pastor oriundo de Chicumtantic, donde coexisten unas 150 familias evangélicas de la Iglesia pentecostés de La Esperanza y 120 católicas tradicionalistas.
En 2002, la mayoría católica decidió en asamblea que los cargos religiosos y la cooperación económica para las fiestas serían obligatorios para todos los pobladores, pero “hoy se ha roto ese convenio y los habitantes quedamos en libertad de aceptar”, explicó el dirigente religioso indígena.
El acuerdo zanja el conflicto por diferencias religiosas entre habitantes de la comunidad, perteneciente a San Juan Chamu- la, municipio de donde fueron expulsadas miles de familias evangélicas y católicas roma- nas entre 1970 y 2000, acusa- das de atentar contra los usos y costumbres.
Ruiz Santis comentó que en la asamblea del jueves algunos católicos tradicionalistas se oponían a que los cargos y cooperaciones se decidan voluntariamente, lo que provocó una discusión de horas; pero el alcalde intervino para convencerlos de tomar en cuenta el planteamiento de los protestantes, ya que “se vive una nueva realidad social”.
Al final, agregó, varios tradicionalistas se unieron a los evangélicos y al ser votada la propuesta se aprobó por mayo- ría que los cargos de castilleros y alférez, entre otros, y las coo- peraciones económicas para las fiestas de Chicumtantic, sean voluntarias.
El vicepresidente del Comité de Educación del paraje, Domingo Santis Díaz –también evangélico– señaló que por desempeñar ese cargo él debía organizar las fiestas católicas, conseguir la pólvora, los grupos musicales, dar de comer a los músicos y asumir otras obligaciones no remuneradas.
“Cuando imponían el cargo uno debía levantarse a la una de la madrugada y trabajar todo el día para sacar el compromiso, porque la comunidad exige las cosas bien hechas y transparentes”, aseveró.
Con el acuerdo del jueves, los integrantes de los comités de Educación y los patronatos de agua, luz y salud, se enfocarán sólo a tales actividades y ya no atenderán las festividades católicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario