Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Retienen en Oaxaca a evangélicos; en Chiapas son intimidados

Surgen amenazas y detenciones por casos de intolerancia religiosa
José Antonio Román y Elio Henríquez (Reportero y corresponsal)

A los más de 60 casos de intolerancia religiosa documentados en el país se sumaron en días recientes, los de Santiago Teotlaxco, distrito de Ixtlán de Juárez, Oaxaca, y los de cuatro parajes más del municipio de Zinacantán, en Chiapas, denunció Óscar Moha, presidente de la organización Voz de los Mártires, que lleva un recuento detallado de esta problemática.

En el caso de Oaxaca, tres líderes evangélicos fueron detenidos durante 48 horas, acusados de negarse a participar en las festividades católicas, y las autoridades municipales pretenden que la comunidad evangélica firmen un “reglamento interno” que los obliga a pagar cuotas extraordinarias y aceptar cargos religiosos, bajo amenaza de ser encarcelados o expulsados de la comunidad.

Mientras tanto, en cuatro parajes de Zinacantán, municipio de los Altos de Chiapas, un grupo de católicos avalados por autoridades tradicionales y caciques amenazó con “sacar las armas” en contra de cristianos evangélicos, que se negaran también a cooperar para las fiestas religiosas de la localidad.

Este miércoles, protestantes de ese municipio ofrecieron una conferencia de prensa en la que denunciaron que, respaldadas por el alcalde perredista de Zinacantán, Antonio Conde Vázquez, las autoridades de la comunidad de Bomchén amenazaron con expulsar a varias familias evangélicas si no aceptan cooperar para la celebración de dichas fiestas católicas.

Afirmaron que no darán “ni un peso”, al tiempo que exigieron al gobierno de Chiapas “que haga valer” sus derechos constitucionales o de lo contrario se movilizarán para que se les escuche.

En la ciudad de México, Óacar Moha indicó que toda esta información es recabada con lugares, nombres y tipo de violaciones a los derechos humanos, a fin de presentar un informe detallado sobre la realidad de México en materia de intolerancia religiosa ante su organización con sede en Washington. En caso particular, dijo, hay una enorme preocupación por los casos no sólo en estas dos entidades, sino también los existentes en Guerrero, Jalisco, Hidalgo y Michoacán.

Los evangélicos detenidos en Santiago Teotlaxco son Roberto Martínez Santiago, Cristóbal Pedro Martínez Jerónimo y Benito Jerónimo Jerónimo, quienes permanecieron privados de su libertad desde el lunes en la noche.

Además, miembros de la Unión de Iglesias Arca de Noé y de la Pentecostés denunciaron que autoridades locales los obligan a realizar actos que van en contra de sus convicciones, como venerar imágenes, participar en cultos católicos y financiar, con mil 500 pesos por familia, las fiestas católicas, informó Óscar Moha, quien está en comunicación con los afectados.

Unos 180 cristianos de esta población, entre ellos niños, están temerosos de ser expulsados de sus tierras, ya que han sido amenazados constantemente por varios indígenas si se niegan a participar y no cubren una cuota para las fiestas religiosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario